Que Femos

Que Femos, la agenda de fiestas, ocio, cultura y deporte para disfrutar del Occidente de Asturias.

Hotel Blanco sds

Trazando la costa asturiana: un libro que ilustra el paraíso

Trazando la costa asturiana: un libro que ilustra el paraíso
Gran Vía sds

"Trazando la costa asturiana", libro publicado por Manuel Iglesias, es un canto ilustrado a la costa asturiana de occidente a oriente. El libro, con una tirada inicial de dos mil ejemplares, ha sido un éxito de ventas en las librerías de toda Asturias durante la Navidad y sigue conservando un horizonte de alegrías gracias a las críticas de un público lector entregado a las hermosas ilustraciones con las que Manuel ha logrado homenajear a su querida tierra asturiana. 

Os dejamos con la entrevista que desde QueFemos hemos tenido el inmenso placer de realizarle.

QF: Empecemos por el libro, después por el autor… ¿Qué se encontrarán quienes compren “Trazando la costa asturiana”?

M.I.: El libro es un recorrido de occidente a oriente por la costa asturiana con más de 150 ilustraciones acompañadas de textos explicativos de las mismas. Dibujos en los que he estado trabajando durante cinco años para poder llevar a cabo esta publicación. Ilustran pueblos, villas, playas, faros, acantilados, lugares singulares, tradiciones. Seguro que podrán encontrar muchos lugares conocidos y otros por descubrir. Si bien no es una guía de viajes, bien podría utilizarse como tal y ayudar a redescubrir nuestra maravillosa tierra.

QF: Y ahora el autor, ¿Quién está detrás de esta maravillosa oda a la costa asturiana?

M.I.: Mi nombre es Manuel Iglesias, nacido en Gijón en 1965 (sí, yo fui a EGB) pero con mis raíces en el pequeño pueblo de Viavélez, en El Franco. Soy delineante de profesión y aunque la autoedición de libros empezó siendo casi un hobby cada vez va adquiriendo una mayor ocupación fuera de mi vida laboral. La inquietud por poder describir y contar esos lugares que te fascinan a través de la ilustración es una constante en mí estos últimos años con la publicación tanto del libro de Gijón como este último de la costa asturiana

QF: ¿Cómo nace en ti esta pasión por el dibujo?

M.I.: Siempre he sentido pasión tanto por la fotografía como por el dibujo y la ilustración. Desde muy joven en plena adolescencia ya hacía dibujos a plumilla que luego vendía y regalaba entre amigos y familiares. Recuerdo algunos de aquellas interminables tardes de verano dibujando los rincones de Viavélez.

QF: Previamente ya habías obtenido un gran éxito con otro libro, en este caso con Gijón como protagonista. ¿Te planteas abordar otros proyectos en el futuro y completar así una tríada de homenaje a tu tierra?

M.I.: Sí, el libro "Gijón ilustrado" tuvo una acogida impresionante. Cuando una publicación te da unas satisfacciones como me dio y aún me sigue dando, hace más fácil plantearte nuevos retos. No hay que olvidar que en ambos casos son autoediciones y no es barato meterse en los gastos de ediciones de 2000 ejemplares. Es cierto que esa buena acogida compensa económicamente, pero nada comparado a las alegrías emocionales que me regalan cada día las muestras de cariño y de reconocimiento por estos dibujos. Emocionan especialmente los mensajes de asturianos que viven fuera y que te hacen llegar su agradecimiento por volver a “sentir” su tierrina.

Esto de la ilustración, cuando lo disfrutas es un auténtico vicio. ¡Claro que me planteo nuevos proyectos! Me falta mucho por dibujar porque Asturias tiene muchísimas posibilidades… Otras ciudades como hice con el de Gijón, otras zonas, el interior, la montaña y por supuesto otras rutas… la de la plata por ejemplo me atrae muchísimo. ¡Imagina dibujar esas catedrales y esa meseta tan distinta a Asturias pero tan bonita también! En algo nuevo me embarcaré, sin duda.

QF: ¿Cómo se está acogiendo en las librerías y en qué lugares de Asturias se puede adquirir?

M.I.: Cuando decidí publicar este libro era diciembre de 2020, el horrible año de la pandemia. Me surgieron muchas dudas. Los confinamientos, los cierres perimetrales, el no poder hacer presentaciones presenciales. Como me dijo un amigo…"en plena pandemia y sacar un libro, ¡esa es la actitud!" y sí, me lancé y a pesar de todo lo anterior la acogida está siendo buenísima.

Las navidades fueron espectaculares y ahora está con el típico parón de febrero y aún así sigue con un goteo continuo de ventas. Esperemos que el verano pueda permitir la llegada de nuevos viajeros y turistas y vuelva a retomar con mayor ritmo las ventas.

Se puede adquirir en las principales librerías de Gijón, Oviedo, Avilés, Mieres y a lo largo de todos los pueblos de la costa: Vegadeo, Tapia, La Caridad, Navia, Luarca, Muros, Candás, Villaviciosa, Ribadesella, Llanes… y a través de Casa del Libro, online, desde cualquier lugar de España y del mundo.

QF: Si tuvieras que elegir dos lugares del Occidente, dos del Centro y dos del Oriente de Asturias, ¿con cuáles te quedarías y por qué?

M.I.: Es muy difícil entre tanta belleza escoger solo dos lugares de cada zona pero lo intentaré.

Del Occidente, Viavélez en su conjunto porque es mi paraíso particular, ese lugar al que siempre quieres volver y las cascadas de Oneta que aún habiéndolas más espectaculares no me transmiten tanta paz como estas. Es un lugar de los que yo diría que son mágicos, como sin duda es también el cementerio moro de Barcia… (ya dije tres).

Del centro, el Monte Monsacro en Morcín que sin ser imponente de altura, está envuelto en un halo de misterio que lo hace especial. Las capillas medievales de origen templario, leyendas de tesoros ocultos… y Gijón en general, la ciudad en la que vivo y disfruto cada día.

Del Oriente, sin duda, la playa de Cobijeru y su cueva que desemboca en el mar, mucho menos conocida que Gulpiyuri y, para mí, mucho más espectacular y, por supuesto, hacia el interior, toda la zona de Picos de Europa.

Envía tu comentario

GoshinCortesia sds
Artesanamente sds
Nedi Mallada (Extra) sds