Que Femos

Que Femos, la agenda de fiestas, ocio, cultura y deporte para disfrutar del Occidente de Asturias.

Oicor en Boal sds

La Comarca de los Oscos, Pueblo Ejemplar 2016

La Comarca de los Oscos, Pueblo Ejemplar 2016
AsturEvento sds
Diana Alba F.

Publicado por Diana Alba F. el 14 de octubre de 2016

InésHurtado sds

Allá por 1990, la Fundación Príncipe de Asturias otorgaba el I Premio al Pueblo Ejemplar a San Esteban de Cuñaba, localidad situada en el concejo de Peñamellera Baja. Un galardón que se creó con la idea de premiar a la localidad asturiana que "haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, en iniciativas de impulso económico y social o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad sobresalientes”.

Con el transcurrir de los años, el premio se fue consolidando, y multitud de localidades asturianas no han cejado en su empeño de intentar hacerse con el mismo. Hoy, veintisiete años más tarde, la Comarca de los Oscos se alza en el escalón de honor de tan cotizado pódium al que optaban una veintena de candidaturas.

Si bien los dos últimos años se premió a localidades en las que el punto más destacado es su extenso patrimonio indiano, Boal y Colombres respectivamente, en esta ocasión se ha puesto el foco en una comarca en la que los vestigios de su pasado se esfuerzan por sobrevivir de especial manera. Unos vestigios que se remontan al siglo VIII a.C. con asentamientos castreños como San Isidro y Pico da Mina, pasando por la belleza de construcciones tan emblemáticas como el Palacio de Mon y el Monasterio de Santa María.

Y es que en la Comarca de los Oscos, se funden magistralmente historia y parajes naturales de una belleza difícilmente descriptible con palabras. Sucesiones de montañas con bosque autóctono entre las que serpentean ríos que nos deleitan con imágenes de ensueño como la que ofrece A Seimeira. Una pequeña porción de paraíso escondido en el legendario Valle del Desterrado, en el que aún sobrevive una bonita historia en los labios de los más veteranos del lugar. Una historia según la cual un señor de alta cuna que habitaba en Santa Eulalia de Oscos salió una tarde de cacería y, consciente de que no llegaba a tiempo a la misa, ordenó a su fiel criado se adelantara para darle orden al párroco local de que retrasara la ceremonia. Tras la negativa del obstinado cura, cuando el señor llegó a la iglesia montó en cólera al comprobar que los feligreses ya estaban abandonando el lugar, pues la misa había terminado. Tal fue su ira, que ordenó a su criado matar al cura, siendo sacrificado él mismo si se negaba a obedecer tal orden. No obstante, el futuro del criado parecía tornarse muy negro, y tras ser delatado por su propio amo su crimen fue castigado con la horca.

Pero se daba la circunstancia de que en aquel entonces todos los vecinos de Santalla, salvo nueve, pertenecían a la nobleza. Una disposición real otorgaba el título de hidalguía a todos aquellos habitantes que fuesen autosuficientes, o lo que es lo mismo, aquellos que no necesitaban trabajar para nadie, ni que necesitasen comerciar con nadie. Por eso, llegado el día del ajusticiamiento, y dado que ni nobles ni hidalgos levantarían la horca, el criado pudo salvar su vida. No obstante, fue desterrado a la aldea de Ancadeira, y el valle donde se encuentra la misma pasó a ser el Valle del Desterrado.

Samartín, Villanova y Santalla, recibirán el premio con la ilusión de una tierra que lucha contra el fantasma de la creciente despoblación, una tierra que se siente orgullosa de su pasado y su presente, de una gastronomía que enamora y de esa inmensa paz que envuelve cada uno de sus rincones.

De todo ello y mucho más, serán partícipes sus Majestades los Reyes cuando visiten los Oscos para hacer entrega del Premio al Pueblo Ejemplar 2016, el próximo sábado día 22 de octubre. Aunque el acto central con los pertinentes discursos, la entrega del premio y la gran comida vecinal se situará en Santalla, los Reyes Felipe y Letizia visitarán también Villanova y Samartín, como no podría ser de otra manera.

Visitar los Oscos es una experiencia en la que con cada paso se descubre algo nuevo, un viaje en el tiempo que nos envuelve de tal forma que cuando emprendemos el camino de regreso, no podemos evitar volver la vista atrás con la firme promesa de regresar.

Novak cortesía sds

Comentarios

Pablo

Pablo

17 de octubre de 2016 a las 19:37

Otra cosa que no sabía y ahora sé

Vilma Adelina Carballo

Vilma Adelina Carballo

15 de octubre de 2016 a las 14:21

  1. Los Oscos, bellísimo!! Un lugar en el mundo.
Miguel Saez-Mon

Miguel Saez-Mon

15 de octubre de 2016 a las 14:09

Magnífico comentario o reportaje. Solo falta una iniciativa que procure la conservaciòn del Palacio de Mon, y desde luego su rehabilitación, porque la ruina que aparenta actualmente es sobremanera preocupante. Felicidades a la autora que cuenta, desde luego con mi apoyo y simpatía.

Envía tu comentario

Casa El Abad sds
Alejandro Badía Foto sds
Novak sds