Que Femos

Que Femos, la agenda de fiestas, ocio, cultura y deporte para disfrutar del Occidente de Asturias.

Casa El Abad sds

Entrevista a Pedro Gilthoniel: tras las huellas de Marco Polo

Entrevista a Pedro Gilthoniel: tras las huellas de Marco Polo
Novak cortesía sds
Xurde P. Lejarza

Publicado por Xurde P. Lejarza el 11 de octubre de 2013

Gabinete Psicológico Gijon-Luarca sds

En QueFemos empezamos el otoño entrevistando a Pedro Gilthoniel, poeta, viajero, animador de la vida cultural en los concejos del Occidente de Asturias y muchas otras cosas, pero en esta ocasión nos queremos acercar a su experiencia

QueFemos: El primer impulso, la primera mirada al horizonte imaginario que te esperaba, ¿cuál es el germen iniciático de la gran aventura que te condujo por Asia?

Pedro Gilthoniel: Descubrí la figura de Marco Polo con 8 años a través de la serie televisiva de la RAI dirigida por Guiliano Montaldo. Un poco más tarde, fue Japón a través de otra serie titulada Shogun de Jerry London, basada en la novela de James Clavell. Curiosamente, ambas series son adaptaciones de obras literarias. También los libros serían tiempo después una de mis formas favoritas de viaje…
 
QF: En el siglo VI antes de la era, Lao Tse afirmó que “Un viaje de miles de kilómetros empieza con un pequeño paso”. Tras el nacimiento de tu sueño, de ese germen del que hablamos, cuál fue ese pequeño gran paso que te condujo definitivamente a partir rumbo al Oriente.

P.G.: El viaje se estuvo gestando en mí durante casi 30 años. Mi sueño siempre fue llegar al Cipango (Japón), lugar que Marco Polo y las huestes de Kublai Khan (entonces emperador de China, Mongolia y buena parte de Asia) nunca pudieron alcanzar. Esa era la gran motivación: viajar como lo había hecho el mercader veneciano 700 años antes, en la medida de lo posible, hasta el “Principio del Mundo”, como lo calificó un amigo. Una vez más, las lecturas me ayudaron a dar ese primer paso viajero. Algunas de ellas, como el Tao Tê Ching, ocurrieron incluso durante el propio viaje.
Fotografía: Celia Martínez
QF: No llevabas cámara fotográfica porque las impresiones se grabaron a buen seguro en tu memoria. ¿Qué fotografía del alma rescatarías para ilustrar tu recorrido si sólo pudieras liberar al exterior un instante de tu periplo?

P.G.: Sin cámara fotográfica, teléfono móvil, uso de internet o avión. Eran los cuatro pilares en los que se sustentaba ese sueño. Esto me permitía mucha LIBERTAD de movimientos. No nos damos cuenta de lo enganchados que estamos a la tecnología hasta que podemos prescindir de ella. Las fotografías interiores, hechas con el alma, son las que no pueden borrarse, eliminarse o proyectarse fácilmente. En mi caso, me quedo con la hospitalidad de tanta gente que me acogió en su casa sin hablar una lengua común, sin conocerme previamente, que todavía cree que la confianza mútua es uno de los tesoros más preciados del mundo.
 
QF: En palabras de Javier Reverte “La aventura de viajar consiste en ser capaz de vivir como un evento extraordinario la vida cotidiana de otras gentes en parajes lejanos a tu hogar”. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

P.G.: Claro, por eso es importante no olvidar que en los lugares que visitamos también las personas forman parte del paisaje. A nosotr@s nos interesan su hábitat, su cultura y, generalmente, he encontrado que a ell@s le sucede lo mismo con las nuestra. De esa fascinación mútua surge la necesidad de intercambio, algo que queda truncado desde el momento en que el viajero se sitúa desde una posición de superioridad.


 
QF: ¿Cómo termina un aventurero de vocación como coordinador a cargo de un grupo de viajeros que contratan su viaje a través de una agencia?

P.G.: Descubrí la agencia de viajes www.pasonoroeste.com a través de la revista Altaïr. Comparto con “El Paso” la filosofía del turismo sostenible, contribuyendo al incremento de las economías locales. Esto también te permite un margen de libertad e improvisación fundamentales para que aparezcan las cosas y personas que “marcarán” el verdadero rumbo del viaje. Aquí reside una de las grandes diferencias que encuentro entre ser turista y viajer@. Este modelo me permite seguir viajando y descubriendo mundo, dejando “huella positiva” por los lugares que un@ va visitando, es decir, creciendo por dentro a partes iguales entre locales y visitantes.
 
QF: Cuéntanos a qué huele el viento en Nepal, qué colores lo visten, qué sensaciones te deja el contacto directo con sus habitantes.

P.G.: Nepal huele a incienso, a polvo, a especias, a sonrisa infinita, a inocencia, a bandera arco iris de la paz, a la mezcla de hinduismo y budismo, a monarquía derrocada, a pobreza material…
 
QF: En tu viaje se suma a la experiencia vital que protagonizas, las lecturas de libros que te han acompañado, o que te han enseñado previamente nociones sobre las culturas que hallarías en tu peregrinar. ¿Qué tres libros recomendarías a quien quiera sumergirse en las culturas asiáticas?

P.G.: Imposible citar sólo tres. Hablemos más bien de tres grupos de lecturas para una dieta equilibrada y completa.

Como entrantes, además de los mencionados líneas arriba, tenemos El libro de las maravillas de Marco Polo o alguna otra lectura de Marvin Harris como Antropología General o Cultural y Nuestra especie.

Como platos principales, habrá que elegir entre verdura, carne, ave, pescado o marisco. Nuestras sugerencias: Tuva de Gonzalo Moure, Historia secreta de los mongolesEl reino de las mujeres. El último matriarcado de Ricardo Coler, Cuentos espirituales del Himalaya compilados por Ramiro A. Calle o El crisantemo y la espada de Ruth Benedict…

Por último, como postre cualquier ejemplar de las revistas Altaïr o Lonely Planet Magazine que mencionen los lugares que se desea visitar.


 
QF: ¿Qué nos diferencia y qué nos hace similares a los asturianos respecto a todas aquellas gentes con las que has compartido algo de tus viajes por Nepal y otras regiones de Asia?

P.G.: Esta es, sin duda, la pregunta más difícil. Nos diferencian los modelos culturales que nuestros gobiernos han elegido durante siglos para nuestra educación. Nos igualan la necesidad de esperanza, de intercambio, de un futuro mejor.
 
QF: En el terreno más local, en el Occidente Asturias, ¿qué nos espera para las próximas fechas en cuanto a participación u organización de eventos por tu parte?

P.G.: Acabo de comenzar el curso dejando que la improvisación nos depare a tod@s maravillosas sorpresas. Supongo que volveremos al cine y a las lecturas compartid@s, a las charlas sobre viajes y otras aventuras educativas. Ahora mismo las fuerzas más intactas las invierto en los primeros pasos que está caminando la Escuela Charamuzas.

Fotografía de Nepal:Timo Laaksonen

Abuelo Justo Extra sds

Envía tu comentario

AsturEvento sds
Nedi Mallada sds
Novak sds